viernes, 27 de julio de 2012

Día 13. De Tikal a Antigua

Aunque a algunos de nosotros nos tienta la idea de entrar en el yacimiento a oscuras para ver amanecer desde lo alto de alguno de los templos, abandonamos el plan por lo peligroso del mismo. En Tikal sólo hay soldados durante el día y aún así no protegen toda la extensión del yacimiento. Y aunque sólo entramos al yacimiento a las 6, pronto descubrimos que no nos hemos perdido nada, porque la niebla cubre toda la selva Tikal, Guatemala
Media hora después de la salida del sol los templos de la Gran Plaza están cubiertos por un espeso manto de niebla. Subimos otra vez al Templo de las Máscaras y allí, en lo más alto, permanecemos sentados durante una hora, disfrutando de la paz y la magia del lugar, que no del silencio, porque la selva es una auténtica fiesta de sonidos, con los monos aulladores gritando desaforadamente y los loros respondiendo con sus hirientes sonidos. Esa hora en lo alto del templo se convierte en uno de los momentos más mágicos del viaje a Guatemala.

A mediodía abandonamos Tikal y hacemos una parada de dos horas en la preciosa Flores, un pueblecito que ocupa el reducido espacio de una isla en el lago Petén Itzá. Tras la comida, subimos al avión que nos va a llevar desde el aeropuerto de Flores de vuelta a Guatemala capital, un vuelo de 30 minutos que nos evita doce horas de carretera. La temperatura en Flores es de 38 grados, y el aparato de Tikal Airlines ha estado en la pista expuesto al sol todo el día. El aire acondicionado no está conectado y la aeronave es lo más parecido a una sauna.

Visto y no visto, nos plantamos en Guatemala en un periquete. Allí nos espera un autobús que nos llevará a nuestro último destino en Guatemala, la ciudad de Antigua. Normalmente, el recorrido entre ambas ciudades se cubre en una hora, pero hemos tenido la mala suerte de pillar un caos circulatorio de aúpa, y van a ser tres horas las que pasen antes de que lleguemos a Antigua. En la capital nos acompañan varias escoltas policiales, desde motoristas con ametralladoras en ristre a coches con las luces encendidas. Un empresario acaba de ser secuestrado en la ciudad y su escolta asesinada y el ambiente está muy revuelto.

Como llegamos a Antigua de noche tendremos que esperar hasta el día siguiente para disfrutar del bello paisaje. Nuestro último hotel en Guatemala es el mejor de todos cuantos hemos disfrutado en el viaje, con una bellísima arquitectura colonial y unas paredes pintadas de esos colores que luego vamos a disfrutar en nuestro recorrido por las calles de la ciudad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario