jueves, 12 de julio de 2012

Día 1. De Escocia a Guatemala

Tras un interminable y agotador viaje de 26 horas (Edimburgo-Londres-Madrid-Miami-Guatemala) llegamos a la capital guatemalteca unos minutos antes de la medianoche. El trámite de inmigración, al contrario que en otros países, no dura más que el tiempo necesario para poner un sello al pasaporte. Recogido el equipaje, nos subimos al autobús que nos lleva a nuestro hotel en la capital. Estamos en la Zona 10, residencial, altos muros, alambradas, pocas ventanas, puertas cerradas. A la cama que al día siguiente hay que madrugar.